¿Por qué un Seguro de Vida?


La vida de una persona no tiene precio. Sin embargo, todas las personas que amamos a alguien, velamos por el bienestar de ese alguien. Perder a un ser querido es uno de los eventos más dolorosos que hay en la vida, sin embargo, los que se quedan, deben continuar y seguir adelante.


Un seguro de vida, evita que además de la pérdida, que ya de por sí es difícil, se cree una situación económica complicada. El fallecimiento de un ser querido, y más si se trata de uno de los proveedores de la misma, causa mucha incertidumbre y la familia deberá de tomar decisiones importantes. Esas decisiones pueden estar relacionadas con situaciones tan básicas como puede ser la manutención, la vivienda y los gastos corrientes. El tiempo y cuidado que los Hijos pudieran necesitar, para salir a flote del tema emocional lo mejor posible. Pero también, se pueden presentar situaciones relacionadas con el patrimonio, los bienes, la sucesión de los mismos, la operación del o los negocios, etc. El seguro de vida nunca reemplazará a esa persona que ya no está, pero sí podrá generar la tranquilidad económica para poder tomar todo tipo de decisiones posteriores con calma, bien pensadas y sin presión.


Así es que el seguro de vida no solo se trata de dejar dinero por dejarlo, se trata de otorgar tranquilidad a las personas que nos aman y que sufren nuestra ausencia, para que sepan que todo estará bien y que la falta de dinero, no será una consecuencia más de esa pérdida.



0

Más sobre la importancia de tener un seguro de vida.